config

Una de las actividades indicadas por el Papa para el Año Jubilar de la Misericordia es la llamada “24 horas con el Señor”, que consiste en una adoración eucarística que tendrá lugar en todo el mundo durante los días 4 y 5 de marzo.

 

Desde nuestra Archidiócesis de Sevilla se nos invita a unirnos también a esta iniciativa.

Los cofrades estamos llamados a dar testimonio de nuestra devoción ante quien es nuestro primer titular, explícitamente recogido en nuestros títulos, porque Jesús Sacramentado es la fuente y el motor de nuestro ser cofrade.

 En la noche del 4 al 5 de marzo estarán abiertos todos los templos jubilares de la Archidiócesis para adorar al Santísimo Sacramento. Más concretamente, las hermandades de Sevilla, con las sacramentales a la cabeza, están convocadas en la Santa Iglesia Catedral para orar y velar a Jesús Sacramentado, junto con el Seminario Metropolitano y la Adoración Nocturna. 

La Hermandad ha tenido el honor de ser designada en el turno del viernes, día 4 de marzo, en el horario de 3:00 am a las 4:00 am, Todos los actos que se están planeando para esta jornada,comenzarán con una Eucaristía, a las 22:00 h, presidida por el Sr. Arzobispo en el Altar del Jubileo, para pasar a continuación a la Capilla Real, donde estaremos en oración hasta las 8:30 h, en que celebraremos la Misa y Sabatina en honor de la Virgen de los Reyes.

Durante este tiempo se podrá acceder y salir de la Capilla Real a través de la puerta de La Campanilla.

Junto a esta carta adjuntamos los turnos que se han establecido bajo la coordinación de los consejeros de la Sección de Sacramentales del Consejo de Hermandades, así como lecturas para la reflexión a cargo de algunas hermandades (los lectores deben estar 10 minutos antes).

Creo que es una oportunidad para mostrar que nuestra Hermandad Sacramental sigue manteniendo su tradición de oración y amor al Santísimo Sacramento.

El Promotor Sacramental, en nombre de nuestro Hermano Mayor y su Junta de Gobierno, os espera decidida y numerosamente en la participación de este acto.

 

¡¡¡ALABADO SEA JESÚS SACRAMENTADO!!!

 
La Hospitalaria Hermandad Sacramental de Congregantes de la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen María y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sed, Santa María de Consolación Madre de la Iglesia, San Juan Evangelista y San Juan de Dios.
 
 
Tiene la complacencia de conferir y compartir entrañablemente nuestra profunda fe y veneración al Stmo. Cristo de la Sed y Santa María de Consolación Madre de la Iglesia para que Ellos por la concesión de su patronazgo sean consuelo, amparo, cobijo y fortaleza para todos los enfermos renales en cualquiera de sus estadios, convirtiendo su padecimiento y espera en santificación, sus desmayos en entereza, sus flaquezas en equilibrio y sus desgarros y dudas en profundos surcos de fe.
 
Nuestros Titulares son consuelo de los afligidos y sorbo de vida para los sedientos. Así  lo experimentamos cada uno de los hermanos y devotos día a día en nuestras vidas y desde este momento más profundamente si cabe, con toda nuestra solidaridad, empatíay fraternidad con los que padecen estas enfermedades, alentando igualmente  siempre a familiares y donantes en las bendiciones y esperanzas que nos transmiten el Stmo. Cristo de la Sed desde la cruz y Santa María de Consolación con el consuelo de sus ojos, fuentes inagotables de vida plena.
 
Aprobado por Aclamación en el Cabildo General de Hermanos Extraordinaario celebrado en Sevilla a 17 de Febrero de 2016, a expensas de la aprobación por parte de la Autoridad Eclesiástica. 

Mañana será uno de esos días marcados en la historia de a Hospitalaria Hermandad Sacramental de Congregantes de la Concepción Inmaculada de la Santísima Virgen María y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de la Sed, Santa María de Consolación Madre de la Iglesia, San Juan Evangelista y San Juan de Dios, ya que el Cabildo General de hermanos reunido de forma extraordinaria decidirá sobre la petición que la Asociación Alcer Giralda cursase el pasado 8 de Septiembre a la finalización de la Función Solemne a Santa María de Consolación Madre de la Iglesia. De esta forma  tendremos la complacencia de conferir y compartir entrañablemente nuestra profunda fe y veneración al Stmo. Cristo de la Sed y Santa María de Consolación Madre de la Iglesia para que Ellos por la concesión de su patronazgo sean consuelo, amparo, cobijo y fortaleza para todos los enfermos renales en cualquiera de sus estadios, convirtiendo su padecimiento y espera en santificación, sus desmayos en entereza, sus flaquezas en equilibrio y sus desgarros y dudas en profundos surcos de fe.

 

Nuestros Titulares son consuelo de los afligidos y sorbo de vida para los sedientos. Así lo experimentamos cada uno de los hermanos y devotos día a día en nuestras vidas y desde este momento más profundamente si cabe, con toda nuestra solidaridad, empatía y fraternidad con los que padecen estas enfermedades, alentando igualmente  siempre a familiares y donantes en las bendiciones y esperanzas que nos transmiten el Stmo. Cristo de la Sed desde la cruz y Santa María de Consolación con el consuelo de sus ojos, fuentes inagotables de vida plena.

 






 

Tienda Virtual